9 de agosto de 2013 / 01:22 p.m.

Con todo Nuevo León palpitando por el juego  de mañana, el gobernador Rodrigo Medina se  reunió con los directivos  de Tigres y Rayados para ultimar los detalles sobre la organización para el Clásico 100.

"¡Gana Tigres 2 a 1!", enfatizó  un sonriente Medina mientras  ingresaba al restaurante La Nacional pasadas las dos de la tarde.  "Ojalá sea con saldo blanco, eso  es lo que esperamos".

Adentro del inmueble lo esperaban  Luis Miguel Salvador (Rayados) y  Alejandro Rodríguez (Tigres) para  complementar la información  sobre los operativos policiales y las  diferentes responsabilidades que  cada institución deberá afrontar.

"Queremos que las familias se  sientan tranquilas y vengan al  estadio usando las playeras que  quieran. Que puedan vestir los  colores sin temor y enriquezcan  su espíritu en un partido donde  espero gane el mejor", declaró  Medina de la Cruz.

"¿Si creo que somos favoritos?  Nunca pienso eso, y cada partido  es especial, aunque claro, no tengo  dudas que ya nos toca ganar",  se anima y agrega: "llevarnos  este partido es algo que tenemos  pendiente porque es un juego de  relevancia nacional y quien salga  triunfante tendrá un **plus***  para el resto del torneo', mencionó  Alejandro Rodríguez.

Durante la comida, la cúpula  dirigencial definió los detalles  pendientes que habían quedado  del martes pasado, cuando se  estipuló que más de 800 agentes  custodiarían los alrededores del  estadio Universitario.

"No hay nada más hermoso que  la libertad de expresión y nunca  iremos en contra de las opiniones  de jugadores o técnicos", respondió  ante las recientes declaraciones de  Vucetich (Tigres se encerrará) y  Lobos (Clásicos aburridos).

"Tigres tiene un estilo de juego desde hace tres años y no lo  cambia ni por un partido ni por  los rivales, y sobre Lucas, pues es  un gran jugador que siempre ha  puesto lo mejor de sí", concluyó El  Inge luego de tomarse la foto final  junto a Medina y Salvador. 

Santiago Fourcade