31 de octubre de 2013 / 08:00 p.m.

A pocos metros donde falleció una familia por un accidente en un retorno en la carretera nacional, se mando cerrar este paso, pero aún existen peligro ya que hay zanjas que impiden el paso vehicular por completo.

Exactamente a dos metros del retorno, se puede observar trabajos inconclusos llenos de tierra y botes, como tubos naranjas abandonados, que obstruyen el paso de los carros.

Cabe destacar que el lugar donde ocurrió el accidente dond murieran tres personas, ya se encuentra cerrado y se impide el paso de automóviles, sin embargo las autoridades han pasado por desapercibido los demás peligros que existen en este espacio.

Redacción con información de Joel Sampayo