10 de marzo de 2016 / 11:29 a.m.

La muñequita Ana Celia se despidió de la loca y divertida cafetería, aseguró estar contenta y agradecida por las oportunidades brindadas aunque dijo algo que nos llamó mucho la atención.

Parece ser que estaba un poco sentida pues después de que Mario le preguntara que fue lo que le faltó en el programa para irse contenta al 100, ella admitió que se sintió limitada, ya que dice que nunca la dejaron hablar.

Con la voz quebrándose poco a poco, el llanto y el sentimiento interrumpieron a Ana Celia dejándola sin palabras.

¡Te vamos a extrañar!