7 de julio de 2015 / 10:09 a.m.

Dice que en Uruguay ella es experta en el baile sensual, por lo que todos los presentes le pidieron que les enseñara.

Camy G. causó gran impresión, no solo por sus curvas, sino por sus movimientos que hicieron que la cafetería ardiera.

Los meseritos quedaron con los ojos cuadrados, mientras que las meseritas se sintieron menospreciadas por sus compañeros ya que estos "no las pelaban" por preferir a la nueva.