10 de agosto de 2015 / 12:33 p.m.

No fue la abuelita de Jazmín, ni la excesiva lechuga que comió, fue simplemente que las cosas no salieron bien.

Chavanita y Jaz tuvieron una cita inesperada, pues el chico parecía tener algo importante que decirle a la meserita.

La llevó por todo Monterrey, desde unos ricos tacos hasta unas deliciosas nieves, pero nada salió como el hijo de Chavana lo planeó.

¡No te pierdas esta aventura!