15 de julio de 2015 / 10:15 a.m.

Un niño siempre trata de impresionar a la niña que le gusta, y eso fue lo que sucedió con Cipriano al querer sorprender a Yoliz con pasos de baile.

Lo malo es que los meseritos estaban cerca, y al ver a este niño intentar hacer pasos de breakdance, entraron a la reta opacando sus intenciones de conquistador.