29 de marzo de 2016 / 06:42 p.m.

Mientras discutían sus diferentes propuestas para encargarse de la seguridad de Acábatelo, Cipriano quiso comprobar que el guardia no es tan bueno en lo que hace.

El niño fue muy listo haciendo que el guardia se distrajera para darle una patada en las piernas y hacerlo caer hasta el suelo.

Sabemos que no es tan fácil distraer a un guardia de seguridad y Cipriano logró hacerlo. Además pudo someterlo por un momento cuando se cayó

¡Dale PLAY al video!