30 de septiembre de 2015 / 02:59 p.m.

La Wera y el Pelón vivieron un día mágico en sus vidas, al contraer nupcias frente a sus más grandes amigos. 

Después de la ceremonia, no tardaron en celebrar al máximo una de las mayores bendiciones en la vida. Compañeros, amigos y familiares celebraron sin límites. Algunos no podían controlar su alegría y decidieron compartir su amor con otras personas.

De todo se vivió en este gran evento, que la mayoría llevará de recuerdo en su corazón.