23 de julio de 2015 / 01:13 p.m.

Orata estalló en llanto y furia mientras entonaba una melodía de despecho en el tributo a Aficionados, en Acábatelo.

Todo empezó tan bien, Orata llegó de muy buen humor a la cafetería para hacer su show.

Cuando esta niña pelirroja se dispuso a cantar "Veneno", a los pocos minutos enloqueció y comenzó a llorar, arrojando sus botas y sombrero por todo el lugar.

¡Mira lo que pasó!