13 de mayo de 2015 / 01:09 p.m.

Rayita llegó bailando como siempre a la cafetería, poniendo alegres a todos. Mientras se divertían todos juntos, ella notó que un niño del público estaba dormido.

La payasita se subió a las gradas y trató de despertar al niño, pero este prefirió dormir.

¡Mira lo que sucedió!