15 de septiembre de 2015 / 06:33 p.m.

Rayita y Toro se unieron para hacer un rayi-reto extremo como nunca antes se había visto.

La payasita sacó su "pito paralizador" para silbarlo y congelar a meseritos y meseritas de Acábatelo.

Cuando todos estaban como estatuas, entró Toro en acción para ponerles en la cara y cuerpo, ratas vivas y una asquerosa cabeza de chivo muerto.

¡El que se mueva, perderá!