31 de julio de 2015 / 10:29 a.m.

En los juegos extremos, fue el turno de Gil para concursar en un juego muy mojado, pero su rival fue el pequeño Alito quien, con tal de ganar, hizo hasta lo imposible.

A pesar de la gran desventaja corporal, al D-Boy no le importó pues utilizó todo lo que tenía a su disposición para derribar al grandulón.

¿Lo habrá logrado? ¿Le sirvió para ganar el juego? Checa el video.