29 de septiembre de 2015 / 05:05 p.m.

¿Conoces la historia de Sansón, el mítico personaje de cabello largo, quien perdió toda su fuerza cuando se lo cortaron por completo?

Alito Ramos ha echo algo similar, decidió cambiar de look y apostar por un rostro más limpio y afilado. Se le hizo fácil y se cortó casi todo el cabello.

El DBoy sigue viéndose bien, pero quizás haya perdido su toque especial para atraer a las chicas. 

Una de las características del chavo era la manera en que movía su cabeza, provocando que su melena se moviera con mucho estilo. Ahora ya no podrá hacer eso y tal vez sus fans le reclamen por esto.

Veremos qué sucede con el chico, esperemos que conserve aún esa esencia que lo ha distinguido como persona.

Ojalá no se vuelva "uno más del montón".

4516075700001