2 de septiembre de 2015 / 05:53 p.m.

El conductor Ernesto Chavana estaba de muy buen humor en Destardes, pero esto terminó en cuanto recibió una misteriosa llamada.

Como es un hombre de negocios y suele tener llamadas importantes al respecto, no puede darse el lujo de no contestar.

Se atrevió y contestó en medio del programa, dejando a todos sorprendidos por tal acción. Pero, lo que más sorprendió, fue cómo le cambio la cara en cuanto le dijeron algo vía telefónica.

La pregunta es... ¿Qué le dijeron? Checa el video.