14 de julio de 2015 / 12:00 p.m.

Tanto le han dicho al Chicharito que no trae nada, que él quiere convencer a la gente de que sí trae. Por eso, en Destardes se alocó demás y derrochó su energía en el estudio.

Fue tanta su hiperactividad que se atrevió acercarse a Nayvi más de lo permitido para darle un beso.

Miss Linares se "sordeo" de la acción del ex-meserito, pero nunca mostró asco o molestia al respecto.

¿Habrá algo entre ellos todavía?