21 de julio de 2015 / 12:46 p.m.

¿Te has imaginado querer llorar y no poder hacerlo? ¿Querer sonreír y no poder demostrarlo? ¿Ser frío y no sentir nada... ni siquiera calor?

Esta es la historia de Casper, un chico sin sentimientos ni emociones. Bueno, la verdad es que no se sabe si es niño o niña, esto gracias a que no expresa nada en su mirada ni en su rostro.

Pero cuando alguien desea algo con muchas ganas, sus deseos se pueden volver a realidad

¡No te pierdas este Cuentardes!