22 de julio de 2015 / 12:12 p.m.

Todos tenemos ese algo que nos hace únicos, aunque a veces creamos que ser diferentes es malo.

Gaby era una niña muy luminosa, tanto, que deslumbrada en cada foto en la que salía. Muchos la envidiaban, otros simplemente se alejaban debido a que "daba toques".

Pero, un buen día, se dio cuenta que algo positivo podía hacer con toda ese energía que tenía en su cuerpo.

¡Mira la historia completa en este video!