24 de diciembre de 2015 / 12:06 p.m.

Con diferencias, como en cualquier familia biológica, pero siempre unidos con la mejor vibra es como se caracteriza Destardes, un programa que, a pesar del show televisivo, son casi como hermanos.

Claro, es normal que existan discusiones por diferentes formas de pensar, pero al final, la amistad es la que prevalece ante todo.

Fuentes extra-oficiales nos han comunicado que, a lo largo del año, éste equipo de trabajo siempre se reúne con una excusa: ir a comer, ir a planear, etc.

En diciembre no batallaron para encontrar motivos y se dice que se reunieron muchas veces, por lo que esta última posada fue como la número 20 (no es broma).

a