28 de septiembre de 2015 / 05:38 p.m.

Muchos depositaron su confianza en el luchador, creyeron que su corazón cambiaría y sería un hombre de luz y bien, pero no, Konan Big es el mismo monstruo de siempre.

Su ira es incontrolable y eso lo volvió a demostrar con los chicos de Destardes. Jondy decidió enfrentarlo y demostrarle que no le tenía miedo, pero al Watifor no le importó y usó su poder de Hulk para hacerle un helicóptero.

Gil Garza trató de calmarlo pero no pudo con él terrible destructor de las noches del futbol.

Eugenio Torres sufrió hace algunos meses un fatal accidente, y muchos creen que esto le afectó más su locura por lo que no habrá quien lo detenga... Ni Chavana, quien era su domador.

¿Se ganará el odio de todos?