15 de julio de 2015 / 09:56 a.m.

El Chicharito fue castigado por Pelón Ramos de tal manera que terminó en Destardes para que aprendiera a valorar su estancia en Acábatelo, pero las cosas no salieron como pensaron.

En lugar de escarmiento para Dan Castillo, fue una lección para valorarse a sí mismo y buscar crecer como bailarín, cosa que encontró en su nuevo programa.

Mario Bezares, gerente de la cafetería, llegó escoltado por Chocolove y Jerry Hernández para "rescatar" a su compañero, pero este los sorprendió con una respuesta que nunca olvidarán.