23 de septiembre de 2015 / 04:17 p.m.

Despegó los pies de la tierra y eso fue un grave error, Memito Millonario se volvió presumido y perdió la humildad que lo caracterizaba.

Bien dicen que uno debe tener la madurez suficiente para lidiar con la fama, el pequeño D-Boy aun le falta mucho por aprender en la conducción y ya se siente muy importante.

Bien dicen, "Dime que presumes y te diré que careces".