24 de septiembre de 2015 / 03:33 p.m.

Mi nombre es Victoria Estefanía Caballero García, tengo 20 años y nací el 10 de Septiembre de 1994 en Monterrey, Nuevo León. A los cuatro años entré a ballet y teatro musical. Cuando tenía 14 años cursé dos diplomados, uno en artes escénicas y otro en medios de comunicación, duraron cinco años y en el transcurso de esos diplomados, participé en dos programas de otra televisora: En escena (2011) y Pasión Futbolera (2013) donde en uno era conductora y en el otro me encargaba de decir todas las menciones que se tenían que hacer.

Participé en diversas obras de teatro que se presentaron en el auditorio Luis Elizondo, el Teatro Convex y el teatro IMSS, principalmente bailando y cantando. Fui la actriz principal (Draculaura) en una obra musical infantil que tenía por nombre "Monster High" y gracias a la gira de esa obra conocí muchas ciudades de la república. En Marzo de 2014 empecé a subir videos en youtube haciendo tutoriales de peinados, maquillaje, pulseras y más en un canal que compartía con dos amigos más.

En noviembre de ese mismo año vi en el programa de Acábatelo que hacían un concurso para ser meserita por una semana, solo tenía que enviar un video donde explicara por qué me merecía ser meserita. Fui al programa (3 de Noviembre) y concursé junto con otras dos chavas, la primer prueba fue hacer tendencia en twitter y fui la única en hacer tendencia. Al final solo quedamos Daniela Arzola y yo, cada una tenía a su capitana: Arely con Daniela siendo el equipo amarillo y Jazmín y yo siendo el equipo azul. Durante esa semana nos pusieron pruebas de talento, baile, vestuario, juegos extremos y más, donde gané el concurso y pude quedarme una semana con el vestuario color naranja. La semana que había ganado se integró un nuevo personaje y no tuve mucha participación, por lo que el productor me pidió quedarme otra semana para compensar el tiempo. En esa semana era la semifinal de Mitad y mitad donde entré a concursar por el amor de Adrián Marcelo, pasé la semifinal y el miércoles en la final, perdí contra Karina. Esa misma semana viajé con Acábatelo a Reynosa, donde Mario Bezares me dijo que me había ganado a pulso un lugar en su cafetería y que seguiría siendo el color naranja, el color que para muchas fue de mala suerte y a mí me trajo toda la suerte del mundo. Desde esa semana estuve todos los días durante siete meses en el programa, hasta que el 27 de mayo de este año, salí en la Celebraduación. Dos semanas después me dieron la oportunidad de estar de invitada en Teleritmo y el 3 de Agosto, entro de D-girl en el programa Destardes, donde también me dieron mi vestuario color naranja y me divierto todos los días.