26 de octubre de 2015 / 05:47 p.m.

Hace semanas el animador extremo del programa mostró haberse convertido en un hombre de bien, pacífico, un ser de luz. Pero hoy nos demostró lo contrario.

Un ángel negro llegó a Destardes con la intención de causar terror y llenar de oscuridad del programa. Cuando lo miramos de cerca, nos dimos cuenta que se trataba de Toro.

¿No se supone que ya había cambiado? 
Pensábamos que todo era parte del show, de un personaje nuevo de él, pero nos percatamos de la realidad cuando persiguió a Arturo de la Garza por todo el estudio.

¡Su intención era lastimarlo!