7 de agosto de 2015 / 06:44 p.m.

Hector del Toro trajo un juego muy revoltoso, el cual consiste en poner el pie o mano correcta en el color indicado, con el fin de crear un revoltijo humano.

Niños contra niñas, ¿Quién es mejor jugando a lo extremo? 
De todo un poco, desde una Lily Ramos hasta un Alan Posh, la mayoría jugó y solo hubo un ganador.

Haciendo a un lado el ganar, lo más divertido es verlos a todos torcidos y chuecos, tratando de no perder el equilibrio.

Mira a tus ídolos de Destardes cómo se revolvieron entre ellos mismos.