7 de agosto de 2015 / 12:05 p.m.

Las sonrisas llegaron al humilde hogar del señor Daniel, quién trabaja de albañil y es para y mamá para sus hijos.

Tiene dos hijos, Kevin de tres y el mayor de cuatro, cuenta que cuando va a trabajar una vecina los cuida, pero no siempre corre con esa suerte.

El señor Daniel, admite que no siempre hay trabajo, por lo que recolecta cartón y botellas para sacar dinero.

El desayuno antes de irse a la escuela, es algo que no les falta, pero hay días en que solo un vaso de café o de leche cubre esta necesidad.

Temo y "Pollo", les llevaron un momento de FeliciDAR al comprarles comida y útiles escolares para que no dejen de estudiar.

Pequeños detalles son los que cambian al mundo, paso a paso. Y tú, ¿qué esperas para dar FeliciDAR?

No te pierdas la sorpresa que "Pollo" tiene para Daniel y sus hijos.