5 de octubre de 2016 / 05:42 p.m.

Por querer ser generoso con sus compañeros y el público invitado, Ernesto Chavana se metió en aprietos. Esta vez no le salió bien la tirada y literal porque por lanzar dulces por todos lados una bolsa de estos fue a dar a una de las lámparas del estudio.

Tan grave fue la cosa que tuvieron que utilizar maquinaria para removerlos de ese lugar, poniendo en riesgo su vida con tal de rescatar sus dulcesitos. ¡No te lo pierdas!

Te dejamos el video en la parte de arriba.