10 de agosto de 2015 / 03:33 p.m.

En esta ocasión, los comediantes de la Batalla de Comedia, hicieron lo inesperado al alimentar a cientos de familias que se encontraban afuera de un hospital.

Llevaron esperanza y alegría a todas aquellas personas, que se encontraban en la clínica y que están pasando por un momento difícil, al esperar a un enfermo, alguna noticia o ir a consultar.

Pero este momento triste cambió con la llegada de los comediantes que jugaron con los niños, platicaron las familias y para terminar el día, les llevaron de comer.

El tiempo propio, puede ser el mejor regalo para las personas.
Este es un momento más de FeliciDAR.

Y tú, ¿Qué estas esperando?