3 de noviembre de 2017 / 02:47 p.m.

Una bella historia se viralizó en redes sociales, pues se dio a conocer la historia de Ada y Tom Keating. Madre e hijo que a pesar de su avanzada edad, no se han separado nunca.
 
TE RECOMENDAMOS: Captan a mujer rociando perfume en sus partes íntimas en centro comercial
 
Ada de 98 años de edad tomó la decisión de vivir en la misma residencia para adultos mayores en la que se encuentra su hijo Tom de 80 años, con la finalidad de seguir cuidando de él.

El amor de una madre lo puede todo
, y es por eso que para la mujer no ha nada mas importante que la salud de su hijo a quien ama más que nada en este mundo.

"Me despido de él cada noche y le doy los buenos días cada mañana. Me espera con un gran abrazo. Nunca dejas de ser madre", explica Ada en una entrevista.

Escucha los detalles en el video de arriba.

GQ