30 de octubre de 2015 / 12:09 p.m.

Hacer ejercicio y tener una buena alimentación nos ha dejado en claro que todo es posible y hasta tener fuerza también.

He aquí un claro ejemplo de una anciana de 97 años de edad que nos demuestra que con cierta dedicación puedes llegar tan lejos como tu quieras... y muy alto también.

¡Mira el vídeo!