9 de agosto de 2017 / 02:06 p.m.

Hoy en día es muy fácil volverse famoso, pues gracias a las redes sociales una persona puede conectar con millones en cuestión de minutos, y estos ‘famosos’ no son siempre el mejor ejemplo a seguir y los más pequeños pueden sentirse cegados y busquen imitar su comportamiento negativo.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué hacer con los niños mentirosos?

Hay que admitir que los adultos también sufrimos de este mismo problema, pero todo ocurre cuando le damos el poder control a un artista y dejamos de ser auténticos.

Es por eso que hay que fomentar en los hijos figuras positivas y enseñarles a buscar su autenticidad, y así mismo imitar solo las actitudes que generen algo bueno en nosotros.

Si bien, tener ‘ídolos’ no es malo, dejarse guiar ciegamente por ellos sí lo es. Por lo tanto, hay que permanecer pendientes de cualquier señal de alerta en los jóvenes y poder solucionarle antes de que sea muy tarde.

GQ