18 de mayo de 2016 / 11:53 a.m.

Un bebé nació con la bolsa amniótica intacta. Eso es un caso muy raro ya que la mayoría de las veces, la bolsa se rompe antes de que nazca el bebé.

El niño se seguía moviendo dentro de la bolsa recibiendo oxígeno y nutrientes igual que si estuviera dentro del vientre de su mamá.

En la medicina se les llama 'partos velados' o 'enmantillados' ya que permite observar cómo está el bebé dentro del útero y el momento exacto en el que empiezan a respirar.

¡Dale PLAY al video!