27 de julio de 2015 / 12:18 p.m.

Lo que vemos en el cine es ficción, hay una serie de efectos especiales involucrados lo que hace que creamos que las piruetas o situaciones mortales, son reales.

Parecen fáciles
, pero no lo son. Y esto lo comprobó un automovilista quien, al ver un puente partido a la mitad, creyó que a toda velocidad lo podía saltar, cayendo ileso del otro lado.

Para su sorpresa, el vehículo instantáneamente se impactó con la carretera, ocasionando tan desastroso accidente.

¡Mira lo que pasó!