24 de abril de 2017 / 02:05 p.m.

Mazzi Dumato tenía la vida que todos soñamos: era un empresario millonario que estaba rodeado de lujos, autos y yates. Sin embargo, un accidente automovilístico cambió su forma de ver el mundo. Luego de chocar mientras manejaba su ferrari y casi muere.

El hombre terminó en la cárcel donde se encontró con un viejo conocido. Al ver que lo único que tenía era una cama y una almohada que le había dado este hombre, descubrió que era igual a todos los demás. Tras quedar en libertad decidió viajar a diversos lugares del mundo, se fue de Dubai y terminó en Brasil. 

De esta forma se dio cuenta de otro tipo de intereses en los cuales pudo ayudar. Abrió centros de tratamiento para pacientes con cáncer de mama, luego de escuchar la historia de una mujer que ayudaba desinteresadamente en África. Los detalles en el video de arriba.