21 de abril de 2016 / 11:34 a.m.

Un hombre que pedía limosna en las calles diciendo que tenía 'problemas de riñón', cargaba una pequeña bolsa con líquido que generalmente usan las personas con problemas renales. Él se paseaba por las calles tratando de darle lástima a la gente y que le dieran dinero.

El hombre juntaba hasta $2,000 diarios de personas que le daban dinero pensando que él iba ir al hospital a hacerse algún tratamiento. Un día una mujer lo llevó con el doctor a que lo revisaran y resultó que no tenía absolutamente nada.

¡Dale PLAY al video!