29 de diciembre de 2015 / 12:29 p.m.

Presenciar el nacimiento de un bebé propio es de las cosas más bonitas que le puedan pasar a una madre, ya sea primeriza o no.

Jody Robson pareciera una chica normal con hijos y esposo, pero cuando llega la hora de dormir, de ahí depende si despertará al día siguiente o quizás en unas semanas.

No hablamos del termino de la muerte, si no de un síndrome llamado Kleine Levin o también conocido como el síndrome de la bella durmiente.

En el caso de Jody, perdió la oportunidad de estar consciente en el nacimiento de su bebé debido a éste síndrome que ocasionalmente afecta los ciclos de sueño y puede hacer que una persona duerma varios días seguidos, incluso semanas o meses.

¡Impresionante!