5 de octubre de 2015 / 01:55 p.m.

Las bodas son muy bonitas, todo mundo quiere ser invitado a una pues el ambiente que se vive es espectacular. Convivir, bailar y disfrutar de la deliciosa comida es el mayor atractivo que tienen este tipo de eventos.

La boda real, de Poncho y Marcela, ya está muy cerca y deben planearla a paso veloz. Poco sabemos de esta planificación pero Denigris rompió su silencio frente a las cámaras de Vivalavi.

El Italiano del pueblo amenazó a su propia novia con posponer todo, si ella se sigue alterando con la organización de la fiesta. Pero ella no se quedó callada y le contestó. 

La tensión está empezando a crecer, esperemos que esto no termine en algo peor...

4533486702001