23 de diciembre de 2016 / 12:59 p.m.

No hay niño quien en su infancia no tenga la ilusión de conocer a Santa Claus, pero la historia de este menor de seis años, es un claro ejemplo de que aún existe la inocencia.

El pequeño, quien padece autismo, llegó al lugar donde se encontraba el personaje con el firme propósito de confesarle un terrible secreto.

La sorpresa de la mamá fue ver por primera vez a su hijo entablar conversación con alguien y no dudo en fotografiar el momento.
¡No te pierdas el video de arriba y entérate de los detalles!