24 de junio de 2016 / 12:37 p.m.

¡Un caso insólito se presentó en una mujer que decidió no volver a ver! Tal como lo lee, ella ansiaba con convertirse en una persona ciega y tantas vueltas le dio al asunto hasta que finalmente su psicólogo la apoyó en esa decisión. 

La salud es una de las virtudes que nos ofrece la vida y la vista es uno de los sentidos que disfruta el ser humano plenamente. Muchas personas se preguntan si alguien en su sano juicio tomaría esto como opción. Luego de planearlo, el especialista en la salud mental le derramó un limpiador de cañerías en los ojos para que el daño fuera irreversible.

Esta obsesión que no la mantenía ser feliz, finalmente se cumplió, ya que perder la vista era un sueño que tenía desde pequeña. Ahora habla ante la cámara para advertir que no sigan su ejemplo. ¡Increíble lo que dice esta mujer!