2 de septiembre de 2016 / 02:00 p.m.

Cuando los hijos no obedecen a los padres y se dirigen por un camino equivocado, es indispensable que se tomen estrictas medidas y se apliquen las sanciones necesarias para corregirlos antes de que sea demasiado tarde.

Conoce el caso de este padre que al ver el mal comportamiento de su hija y no lograr que cambiara de actitud, decidió castigarla de una manera muy extrema, destrozando el auto que con mucho amor le regaló.

¡Entérate de todos los detalles en este video!