10 de mayo de 2016 / 12:22 p.m.

Toda madre de familia hace hasta lo imposible porque sus hijos estén bien y aquí se vive el mejor ejemplo sobre esto. Una familia se enteró que "esperaban gemelitas" a las 20 semanas de embarazo, pero al realizarse un eco se encontró con una gran sorpresa.

Esta noticia, no era así, "las gemelas" estaban unidas por la pared torácica, el diafragma, el hígado y la membrana que rodea el corazón, a lo que los médicos aconsejaron que se interrumpiera el embarazo, pues no aseguraban que las pequeñas sobrevivieran.

La mejor decisión que pudieron tomar los papás, fue darles la oportunidad de vivir. “Sería injusto no darles una oportunidad”, declaró el papá. Actualmente las niñas están saludables y son inseparables. ¡Conoce esta historia!