29 de junio de 2017 / 03:53 p.m.

“Mi vocación es ayudar” es lo que nos dice el más famoso donador de esperma, Ari Nagel.

Nagel es un maestro de matemáticas de la universidad de Nueva York, está casado y tiene dos hijos, y esto no es impedimento para ayudar a mujeres solteras que aspiran a convertirse a madres.

Su popularidad lo ha llevado a ser solicitado por un sinfín de admiradoras, y el mismo Ari asegura que si existe química entre la joven y él, el bebé se podría concebir de manera natural, de lo contrario simplemente dona su semen.

Su acto de gentileza le está dando la vuelta al mundo, ¿piensas qué la esposa de Ari Nagel está de acuerdo? ¿Tú qué harías?

JAL