11 de agosto de 2015 / 12:18 p.m.

No se trata de buscar casos extremos, o hacer cosas casi imposibles... se trata de hacer de todo un poco.

Algo tan pequeño e insignificante para algunos puede valer oro para otros, y este es el caso del FeliciDAR de Miguelito.

Él es el señor Tomás Valenciano, quien ya es jubilado y necesita seguir trabajando para salir adelante, día con día.

Lo que hizo Miguel Díaz por él, sin duda no se lo esperaba... No te pierdas este momento tan bonito.