6 de octubre de 2015 / 01:38 p.m.

La semana pasada, Flor Ivón Véliz fue sancionada por un tremendo pleito que tuvo en vivo con su ex- compañera Gisselle Sampayo.

El castigo supuestamente era permanente, el cual consistía en que la conductora solo asistiría a Vivalavi dos días a la semana (Martes y Jueves).

Ha comenzado una nueva semana, el mar está más calmado. Los directivos de la empresa analizaron múltiples veces los videos sobre el problema que ocurrió y decidieron perdonar a la joven conductora.

Quizás le ayudó el hecho de que Chavana encontrara también como culpable a Vanzzini, quien supuestamente asesoró a Gisselle para que dijera aquellas cosas que le provocaron su salida del programa matutino.

¡Bienvenida, Flor!