29 de abril de 2016 / 12:27 p.m.

Megan tiene 24 años de edad y en la pubertad le detectaron un problema en los gángleos que le provocaba retener muchos líquidos en una de sus piernas lo cual hacía que su pierna se viera demasiado gruesa.

Ella comenzó a tener baja de autoestima por el problema que tenía. Un día conoció a un chico que se hizo su novio y descubrió el problema que ella tiene y él la ayudó a superarlo y a sentirse segura de sí misma.

¡Dale PLAY al video!