11 de septiembre de 2015 / 12:12 p.m.

La moda de las fotografías tipo "selfie" están excediendo los límites de lo permitido, y es que con tal de sacar la foto más impactante, arriesgan su vida. Hay quienes solo se llevan el susto, pero otros no viven para contarlo.

Esto sucedió en Australia, en un famoso acantilado utilizado de mirador por los vacacionistas.

Un joven se acercó demasiado a la orilla, con el propósito de llamar la atención en su imagen, pero las cosas no salieron como esperaban.

Lamentablemente cayó y perdió la vida...