22 de marzo de 2016 / 12:23 p.m.

Llegar a los 90 años de edad es un reto para muchos ancianos, pues normalmente a esa edad la mayoría ya no se mueve con la misma agilidad que podían hace años.

Este no fue el caso de Norma, pues después de que su esposo falleciera, decidió ir al hospital a una consulta en donde por desgracia le detectaron cáncer... lo que ella decidió hacer fue increíble.

Norma, quién había sido enfermera durante la segunda guerra mundial, decidió no someterse a ningún tratamiento o quimioterapia y prefirió disfrutar lo que le queda de vida y viajar por el mundo.

Una historia totalmente fuera de lo común que nos deja como un gran mensaje: "No dejar nuestros sueños atrás por más oscuro que sea el panorama".

¡Conoce esta gran historia!