6 de septiembre de 2016 / 12:56 p.m.

Conoce la historia de Yamileth Jackson, una chica que tuvo que adelantar su parto debido a que presentaba una presión alta durante su embarazo que ponía en riesgo su salud y la del niño.

Por la premura de la situación, el pequeñito tuvo que permanecer en una incubadora durante varias semanas. Su mamá para no despegarse de él, inventó un guante que le proporcionaría el calor necesario durante este periodo, cambiando por completo el destino del bebé.

¡Seguro que te conmoverás! Te dejamos el video en la parte de arriba.