24 de septiembre de 2015 / 04:35 p.m.

Su grave error fue creer tener el control absoluto sobre los animales salvajes, y por confiarse demasiado, casi pierde su vida. 

Esta es la increíble historia de un cuidador de leones quien, al provocar la molestia de un león, éste trató de atacarlo.

La muerte estaba frente a sus ojos, solo faltaba un movimiento decisivo del animal; ni la fuerza de dos hombres podían detenerlo.

Entonces, la esencia femenina se hizo presente... Una leona controló el asunto al intervenir e impedir que el momento se transformara en una tragedia.

Y el macho se detuvo, se tranquilizó... Aunque la sangre todavía le hervía del coraje, detuvo su ataque.

¡Mira el video!

a