19 de febrero de 2016 / 02:45 p.m.

Michael Sullivan era el típico chico 'gordito' en secundaria, sufría de bullying y era la burla de todos sus compañeros cuando tiempo después decidió hacer un gran cambio en su vida para bien.

Con esfuerzo y dedicación, este chico ruso logró cumplir su objetivo y 4 años después ingresó a la universidad mientras que dejaba a todos los que lo criticaban con la boca abierta.

De pesar cerca de 110 kilos en pura grasa, ahora es un modelo profesional en Australia y Estados Unidos teniendo un peso de 92 kilos en la mayoría peso muscular.

Un ejemplo a seguir, si realmente te propones algo con sacrificio y entusiasmo TODO ES POSIBLE.

¡Conoce su historia!