9 de junio de 2016 / 01:59 p.m.

Una mestra de arte en Oklahoma llevó un vestido muy original a sus clases. Chris-ShaRee Castlebury le pidió a sus alumnos que pintaran un vestido blanco con crayones y marcadores. El vestido se lo puso posteriormente para el cierre de curso de sus alumnos de primer grado. 

Esta noticia le ha dado la vuelta al mundo ya que habla de alguien que le da mucha importancia a cada uno de sus alumnos. Ése día llevó plasmado en su vestimenta todo lo que le ha enseñado a los niños con el fin de hacerlos sentir especiales. ¡Necesitamos más maestras como Chris-ShaRee!

Te compartimos un video con fotos.